Leer (artículo 100 del blog)

Nos preocupamos muchísimo por mantenernos en forma física, visitando el gimnasio con regularidad, practicando deporte, comiendo sano, incluso tomando complementos alimenticios. Todo, para mantener el tipo, reducir la grasa corporal, ser digno de la conocida ‘operación bikini’ o estar más fuerte.

Sin embargo, desatendemos el ejercicio en un lugar muy importante de nuestro cuerpo, el cerebro. Leer nos permite mantener en forma esa parte fundamental del cuerpo humano, es algo sencillo de realizar, se puede practicar en cualquier momento y lugar y, gracias a la tecnología, se puede disfrutar en multitud de formatos.

Siendo así, ¿por qué se lee tan poco en España? Hace un par de años, casi el 40% de los ciudadanos no leía ni un solo libro en todo el año.

Los informes PISA sitúan a nuestro país en un puesto muy por debajo de lo que sería deseable, más aun cuando nos encontramos en unos momentos en lo que la educación es uno de los grandes asuntos a mejorar, si queremos que las próximas generaciones tengan posibilidades y estén formadas por personas preparadas.

Leer hace a los hombre libres y les permite contar y contrastar opiniones sobre cualquier asunto, además de ser una actividad enormemente placentera. Todo está en los libros.

Además de en las escuelas, no estaría mal que desde las instituciones de fomentaran los hábitos lectores, que hubiera más programas en televisión centrados en el mundo de la lectura y, sobre todo, que se diese ejemplo en los hogares. Si un niño ve a sus padres y hermanos leyendo, es mucho más fácil que lea.

Sirva este artículo, el número 100 de este espacio, como homenaje a la lectura, algo sin lo que no podría vivir.

Vivimos la época del año en la que las ferias del libro llegan a nuestras ciudades. Aprovechemos para pasarnos por ellas, adquirir alguna obra y disfrutarla.

Mi homenaje al cómic

Echando la vista atrás, compruebo que mi afición por la lectura, que devino en pasión con el paso del tiempo, comenzó hace mucho tiempo. Recuerdo siendo niño, cómo disfrutaba de buenos ratos de lectura con los cómics que me compraban mis padres y abuelos.

Era habitual que, a la hora de salir a pasar el día, fin de semana o vacaciones, solía hacerme con algunos cómics, que me llevaba para leer.

De aquel tiempo, son mis recuerdos sobre el TBO, 13 Rue del Percebe, Zipi y Zape, El Botones Sacarino, Anacleto agente secreto, Carpanta y un largo etcétera, entre los que destaco, como mis favoritos, a Mortadelo y Filemón.

A través de mis padres, compraba todos los números que podía y los devoraba de inmediato, de cualquiera de los personajes, todos. Llegué a acumular muchos y, años después, los doné a una biblioteca, para que fueran otros los que tuvieran la oportunidad que yo tuve.

Imagen del primer número de TBO

Es de justicia hacer una mención a los grandes maestros del cómic español del siglo XX, como Francisco Ibáñez (Mortadelo y Filemón, 13 Rue del Percebe, El Botones Sacarino, …) José Escobar (Zipi y Zape, Carpanta,…), Jan (Superlópez), Carlos Conti, Guillermo Grifé o Eugenio Giner. Y no puedo olvidar a la Editorial Bruguera, dedicada desde 1910 a la producción literaria de historietas y cómics infantiles, con enorme éxito de ventas.ç

Pasó el tiempo y descubrí un clásico, del que disfruté muchísimo durante años, los héroes de Marvel (Marvel Comics). el Capitán América, La Masa, Spiderman, Los Cuatro Fantásticos y Thor, entre otros, me procuraron grandes momentos de disfrute. Recuerdo que, por entonces, era posible canjear títulos y así, había lugares donde cambiabas un número ya leído, por otro, pagando una insignificante cantidad de dinero. Lo más importante entonces, era ser poseedor de los números 1 de los diferentes héroes y llegué a tener el #1 de Spiderman. ¿Mi favorito? El Capitan América.

Y llegó un verano en el que mis padres decidieron pasar unos días en la casa de un tío que vivía en Cádiz y allí, mis primos tenían la colección completa de uno de mis personajes favoritos del cómic -lo sigue siendo- Astérix (con sus inseparables Obelix y el perrito Ideafix). Los leí todos, algunos más de una vez y quedé prendado con las aventuras de los personajes creados por René Goscinny y Albert Uderzo. Posteriormente, he podido leer el resto de aventuras de los galos y me siguen fascinando. Eso si, por escrito, porque las versiones cinematográficas, no me han gustado de la misma manera.

No quiero finalizar este artículo, sin mencionar otros personajes que he leído y que me gustan, como Tintín, del belga George Remí (Hergé) o Spirou y Fantasio, del frances Rob-Vel. En mi visita a Bruselas, tuve la suerte de conocer el museo del cómic, un lugar que recomiendo especialmente. No tiene desperdicio.

Posteriormente, salieron al mercado otro tipo de cómics, llamados ‘de adulto’, que se diferenciaban mucho de lo que he venido relatando anteriormente. En esos tiempo, ya había cambiado de gustos y la literatura que consumía, era otra.

En estos tiempos invadidos por los aparatos electrónicos que proporcionan diversión a los más pequeños, como las tabletas, los smartphones o las consolas de videojuego los cómic a la antigua usanza lo tienen complicado. Afortunadamente, aun quedan muchas colecciones privada, bibliotecas, museos y quioscos, donde quiene lo desee, puede acceder al maravilloso mundo del cómic. Sirva este post, como homenaje personal a una variedad del texto literario, la historieta o cómic, que tantos buenos ratos ha hecho pasar a la humanidad.

 

El libro del escritor, un lugar interesante y útil

He dado con un lugar en el que intuyo que me voy a sentir bien. Se trata de un sitio web, blog.ellibrodelescritor.com, un lugar de encuentro para los aficionados a la literatura y la escritura. Como estoy inmerso en la escritura de mi primer libro, me viene de perlas un lugar así.

El libro del escritor (elde)

El libro del escritor (elde)

Además, tiene planificado un reto que me ha resultado muy sugerente. Cito el texto de la propia web:

captura-de-pantalla-2017-03-05-a-las-18-40-39

”El objetivo es escribir mínimo una vez por semana, pero también puedes apostarlo todo por hacer un intensivo de 52 días seguidos o decantarte por escoger un tema al mes (doce en total) con las propuestas que más te gusten.

Lo importante es que escribas y disfrutes aprendiendo de esta experiencia.”

La lista de retos, es muy interesante y, aunque no creo que sea capaz de hacerlos todos, si voy a utilizar algunas de las propuestas para escribir, solo eso, escribir y los iré publicando en este blog.

Espero que a los amables lectores, les gusten los relatos que publique.

Eduardo Mendoza, premio Cervantes 2016

Me ha alegrado mucho la noticia, el escritor Eduardo Mendoza es el ganador del premio Cervantes 2016, el máximo galardón de las letras en español, algo así como el premio Nobel de literatura para autores que escriben en español.

Este premio se otorga a autores que, durante su trayectoria literaria, hayan engrandecido la lengua de Cervantes y, este caso, se ha cumplido con creces. Eduardo Mendoza ha escrito 15 novelas, dos libros de relatos, dos obras de teatro y cuatro ensayos.

Descubría a Mendoza en el aeropuerto de Barcelona. Mientras esperaba que saliera mi avión a Sevilla, compré ‘La aventura del tocador de señoras’, la tercera entrega de la serie del detective anónimo y solo puedo decir que la disfruté de principio a fin. A partir de ahí, me convertí en lector incondicional del ganador del Cervantes de este año.

Eduardo Mendoza, ganador del premio Cervantes 2016.

Eduardo Mendoza, ganador del premio Cervantes 2016.

De Eduardo Mendoza, he leído: La verdad sobre el caso Savolta, El laberinto de las aceitunas, Sin noticias de Gurb, La aventura del tocador de señoras, El último trayecto de Horacio Dos, Mauricio o las elecciones primarias, El asombroso viaje de Pomponio Flato, Riña de gatos. Madrid 1936 (Premio Planeta 2010), Tres vidas de santos y El enredo de la bolsa y la vida y en todos los casos, he disfrutado de sus lecturas.

Premio Cervantes

Premio Cervantes

Un gran narrador, con un exquisito lenguaje, personajes elaborados y tramas que atrapan al lector, con la constante de un humor agradable y acertado en todas las ocasiones.

Un escritor que recomiendo. Enhorabuena por el premio, don Eduardo.

2016, un buen año de lectura

Sin más intención que la meramente informativa, tengo la costumbre de mantener una relación de los libros que voy leyendo cada año. Esta costumbre comenzó en 2013 y continuo con ella.

Leo porque me apetece -más bien me apasiona- y no me importa si la cantidad de títulos es mayor o menor. Me limito a disfrutar de cada obra y, desde enero de 2016, también de comentar mis impresiones sobre ellas, una vez terminadas las lecturas.

leyendo-un-libro-1

El caso es que, escribiendo las reseñas de los dos últimos títulos, he hecho recuento y me he encontrado con la agradable noticia de que, en lo que va de año -aun restan cuatro meses para que finalice- llevo tantos libros leídos como en todo 2015, 35. Insisto en que no me importa que la cantidad sea una u otra, pero me ha generado satisfacción. A comienzos de año, me puse el objetivo personal de intentar alcanzar los 40 títulos leídos durante todo el año y veo que voy a poder alcanzar esa meta, incluso superarla.

Este año, estoy descubriendo a autores noveles, muchos de ellos españoles, que me están sorprendiendo gratamente. Estoy disfrutando con obras muy bien planificadas, con tramas interesantes trabajos que se notan de calidad. al menos desde mi punto de vista. Me encanta que haya personas que dedican parte de su tiempo a escribir historias y poder disfrutarlas editadas en un libro. Los felicito por ello y los animo a continuar.

leyendo-en-kindle

Igualmente, a través de las redes sociales que utilizo, estoy descubriendo blogs y páginas de personas afines a la lectura, la escritura creativa, con recomendaciones, listados, consejos, opiniones e información que me resulta de mucha utilidad. Gracias a todos.

Desde hace tiempo, estoy pensando y pergeñando una idea de relato corto y espero comenzar a hilar la historia en los próximos meses. Tengo ganas de escribir, pero cada día que pasa, me da más respeto hacerlo. De todas formas, lo haré.

En fin, que 2016 está siendo un buen año lector para mi y espero que para todos los aficionados a la literatura, que buscamos cualquier ocasión para leer.

Ahora, me encuentro inmerso en tres títulos, todos ellos muy interesantes y de los que dejaré reseñas en el blog en breve.