Mi homenaje al cómic

Echando la vista atrás, compruebo que mi afición por la lectura, que devino en pasión con el paso del tiempo, comenzó hace mucho tiempo. Recuerdo siendo niño, cómo disfrutaba de buenos ratos de lectura con los cómics que me compraban mis padres y abuelos.

Era habitual que, a la hora de salir a pasar el día, fin de semana o vacaciones, solía hacerme con algunos cómics, que me llevaba para leer.

De aquel tiempo, son mis recuerdos sobre el TBO, 13 Rue del Percebe, Zipi y Zape, El Botones Sacarino, Anacleto agente secreto, Carpanta y un largo etcétera, entre los que destaco, como mis favoritos, a Mortadelo y Filemón.

A través de mis padres, compraba todos los números que podía y los devoraba de inmediato, de cualquiera de los personajes, todos. Llegué a acumular muchos y, años después, los doné a una biblioteca, para que fueran otros los que tuvieran la oportunidad que yo tuve.

Imagen del primer número de TBO

Es de justicia hacer una mención a los grandes maestros del cómic español del siglo XX, como Francisco Ibáñez (Mortadelo y Filemón, 13 Rue del Percebe, El Botones Sacarino, …) José Escobar (Zipi y Zape, Carpanta,…), Jan (Superlópez), Carlos Conti, Guillermo Grifé o Eugenio Giner. Y no puedo olvidar a la Editorial Bruguera, dedicada desde 1910 a la producción literaria de historietas y cómics infantiles, con enorme éxito de ventas.ç

Pasó el tiempo y descubrí un clásico, del que disfruté muchísimo durante años, los héroes de Marvel (Marvel Comics). el Capitán América, La Masa, Spiderman, Los Cuatro Fantásticos y Thor, entre otros, me procuraron grandes momentos de disfrute. Recuerdo que, por entonces, era posible canjear títulos y así, había lugares donde cambiabas un número ya leído, por otro, pagando una insignificante cantidad de dinero. Lo más importante entonces, era ser poseedor de los números 1 de los diferentes héroes y llegué a tener el #1 de Spiderman. ¿Mi favorito? El Capitan América.

Y llegó un verano en el que mis padres decidieron pasar unos días en la casa de un tío que vivía en Cádiz y allí, mis primos tenían la colección completa de uno de mis personajes favoritos del cómic -lo sigue siendo- Astérix (con sus inseparables Obelix y el perrito Ideafix). Los leí todos, algunos más de una vez y quedé prendado con las aventuras de los personajes creados por René Goscinny y Albert Uderzo. Posteriormente, he podido leer el resto de aventuras de los galos y me siguen fascinando. Eso si, por escrito, porque las versiones cinematográficas, no me han gustado de la misma manera.

No quiero finalizar este artículo, sin mencionar otros personajes que he leído y que me gustan, como Tintín, del belga George Remí (Hergé) o Spirou y Fantasio, del frances Rob-Vel. En mi visita a Bruselas, tuve la suerte de conocer el museo del cómic, un lugar que recomiendo especialmente. No tiene desperdicio.

Posteriormente, salieron al mercado otro tipo de cómics, llamados ‘de adulto’, que se diferenciaban mucho de lo que he venido relatando anteriormente. En esos tiempo, ya había cambiado de gustos y la literatura que consumía, era otra.

En estos tiempos invadidos por los aparatos electrónicos que proporcionan diversión a los más pequeños, como las tabletas, los smartphones o las consolas de videojuego los cómic a la antigua usanza lo tienen complicado. Afortunadamente, aun quedan muchas colecciones privada, bibliotecas, museos y quioscos, donde quiene lo desee, puede acceder al maravilloso mundo del cómic. Sirva este post, como homenaje personal a una variedad del texto literario, la historieta o cómic, que tantos buenos ratos ha hecho pasar a la humanidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s